Inteligencia Artificial y despachos de abogados

Supongamos una operaci贸n de compraventa de una empresa: Due Diligence, reuniones con el cliente, negociaciones con la otra parte, carta de intenciones, acuerdos de confidencialidad, versiones y versiones del contrato privado, ejecuci贸n de la operaci贸n, tr谩mites registrales, y as铆 un sin fin de horas facturables para el despacho de abogados encargado de llevar a buen t茅rmino la operaci贸n鈥

A m谩s complejidad, m谩s horas facturables y, por lo tanto (lo cual tiene sentido) mayor beneficio para el despacho y rentabilidad de la operaci贸n para la firma. 驴Cliente satisfecho?.

As铆 es como ha funcionado el sector de 鈥渃uello blanco鈥 de la abogac铆a y el corporate durante muchos a帽os. Y as铆 ten铆a sentido que funcionara. Al fin y al cabo, la mayor parte de los recursos empleados han sido 鈥渕ateria gris鈥 forjada en grandes universidades, prestigiosas escuelas de negocio y grandes despachos de abogados, que gracias a la experiencia siempre han aportado un plus de garant铆a y seguridad a sus clientes en operaciones complejas y donde hay mucho en juego.

Por lo tanto, si el modelo de estas firmas se basa en horas facturadas 驴c贸mo acoger谩n los despachos basados en este modelo las soluciones que les permitan reducir el n煤mero de horas empleadas en -por ejemplo- la revisi贸n de un contrato o una Due Diligence? Si en lugar de facturar 20 horas, gracias a soluciones innovadoras de Inteligencia Artificial puedo facturar 3 horas 驴c贸mo afectar铆a esto a mis resultados? 驴Qu茅 voy a hacer con toda una plantilla repleta de primeros espadas cuyo trabajo puede ser, en parte, realizado por un ordenador o por el propio cliente?

Una respuesta cortoplacista y con poca visi贸n estrat茅gica (desde mi punto de vista) ser铆a la de pensar que la Inteligencia Artificial est谩 muy bien para otros sectores pero que no va a afectar al legal. Que el componente humano de an谩lisis, redacci贸n y revisi贸n de un trabajo (desde un informe hasta una demanda, pasando por un contrato), seguir谩 siendo igual de esencial que hasta ahora. Para quien piense as铆, debe saber que, efectivamente, la Inteligencia Artificial y las soluciones de automatizaci贸n de tareas de m谩s bajo o m谩s alto valor, no van a afectar al sector legal. Porque lo cierto es que YA han llegado y YA empiezan a utilizarse. YA afectan.

Es posible que un abogado leyendo este art铆culo piense que los cambios no llegan tan deprisa. Puede ser. Pero eche la vista atr谩s: hace relativamente poco Internet no ten铆a tanta importancia en los comportamientos de compra de las personas, en la interacci贸n, en la educaci贸n (YouTube, sin ir m谩s lejos, simboliza toda una revoluci贸n en la docencia, desde una clase pr谩ctica de pintura, hasta aprender una canci贸n en la guitarra鈥odo pasa en YouTube), en la prensa, en los contenidos multimedia. 驴Cu谩ntas discogr谩ficas han llegado tarde a la gran revoluci贸n que la tecnolog铆a ha supuesto para el modelo de negocio musical? 驴Cu谩ntas agencias de viaje ha pensado que el cliente siempre preferir铆a su atenci贸n personalizada? 驴Cu谩ntos comercios de barrio se han dicho a s铆 mismos cada d铆a al subir la persiana -antes de cerrarla un d铆a definitivamente- que la gente no comprar铆a por Internet esas prendas de ropa que ellos venden con tanto cari帽o? Y as铆 taxistas, profesores, traductores. Y dentro de poco autoescuelascarpinteroscajeras/os de supermercados

Y ahora piense 驴qu茅 habr铆a pasado si esas empresas o profesionales se hubieran dado cuenta a tiempo del cambio que estaba por llegar irremediablemente? Algunos se habr铆an adaptado a la situaci贸n. Otros, es verdad, habr铆an ca铆do igual presos de la irremediable ley del m谩s fuerte, pero al menos no les habr铆a tomado por sorpresa y habr铆an podido reaccionar.

Volviendo a los abogados (yo he sido uno de ellos durante algunos a帽os), algo grande est谩 por llegar:

El modelo de facturaci贸n por horas va teniendo cada vez menos sentido y de hecho ya hay compa帽铆as que se basan en otro tipo de modelo de negocio para prestar servicios jur铆dicos (un nuevo modelo cada vez m谩s demandado por los clientes, por cierto).

Las soluciones de automatizaci贸n y personalizaci贸n de documentos como Legaliboo o nuestra soluci贸n corporativa Legaliboo PRO, son cada vez m谩s numerosas y utilizadas tanto por profesionales como por clientes finales.

Sistemas de Inteligencia Artificial para an谩lisis de datos y propuesta de soluciones est谩n evolucionando a una velocidad endiablada.

Un gran salto tecnol贸gico vendr谩 de la mano de la aplicaci贸n de tecnolog铆as como el blockchain a las transacciones. Los smart contracts pueden estar todav铆a en pa帽ales, pero todo largo camino tiene un comienzo.

Los h谩bitos de consulta, b煤squeda, contrataci贸n y consumo de los usuarios de servicios legales ha cambiado. En Estados Unidos, por ejemplo, el 鈥渄espacho de abogados鈥 m谩s reconocido s贸lo opera online.

Y as铆 un sin fin de novedades tecnol贸gicas que plantean, cuanto menos, un futuro diferente. Un nuevo modelo de aproximaci贸n a los problemas de los clientes.

驴Quiere esto decir que est谩 en riesgo la profesi贸n del abogado? No. Aunque pudiera parecerlo, no son estas unas reflexiones catastrofistas o con tintes negativos. Estos cambios representan, desde mi punto de vista, una gran oportunidad para cambiar la forma en que el abogado tanto de empresas como de particulares ayuda a la sociedad y al individuo.

Simplemente hay que tomar conciencia de que todos debemos adaptarnos. De que la tecnolog铆a no es nuestro enemigo. Es simplemente una herramienta m谩s que debemos convertir en nuestro aliado. Las nuevas generaciones de juristas deber铆an formarse en el uso de tecnolog铆as, en la formaci贸n de smart contracts, en la optimizaci贸n de procesos de b煤squeda. Nuevas profesiones (en todos los 谩mbitos) est谩n por llegar. Otras caer谩n.

En mano de cada uno de nosotros est谩 ser protagonistas del cambio o meros espectadores que un buen d铆a se dan cuenta de que el tren ha pasado. No ser谩 por que no han sido advertidos.

Deja una respuesta